Las algas se pueden encontrar comercializadas frescas, frescas en sal, deshidratadas, en polvo y en conserva y, entre las especies más comunes que podemos encontrar, tenemos wakame (Undaria pinantifida), codium (Codium spp.), nori (Porphyra spp.), musgo de Irlanda (Chondrus crispus), lechuga de mar (Ulva spp.), konbu (Laminaria ochroleuca) o espagueti de mar (Himanthalia elongata).

Además de los usos tradicionales en las cocinas asiáticas, entre los cuales los más conocidos son los de la cocina japonesa, en nuestra cocina se han desarrollado recetas de todo tipo que las emplean. En este sentido, las algas son muy valoradas en la cocina actual por su sabor y textura. El sabor depende mucho de como han sido tratadas las algas y si se comen crudas, secas, asadas o cocidas. Pero predomina el gusto umami: el konbu tiene un contenido particularmente alto en glutamato, y el nori en nucleótidos como inosinato y guanosinato.

Ingredientes

  • 1 pepino
  • Wakame deshidratado
  • Vinagre de arroz
  • Salsa de soja
  • Aceite de sésamo
  • Azúcar

Elaboración

Cortamos el pepino en rodajas muy finas. Ponemos una cucharada de algas wakame deshidratadas en remojo con agua abundante. Mezclamos dos cucharadas de vinagre de arroz, dos cucharadas de salsa de soja, una cucharadita de aceite de sésamo y media de azúcar. Ponemos en un bol el pepino, encima las algas escurridas y añadimos el aliño. Esperamos unos minutos antes de servir la ensalada.

Receta publicada en la revista Mètode

Texto y foto: Fernando Sapiña