Servicio rápido y atento, precios bajos y buena cocina, así se puede resumir esta cervecería. Con la bebida siempre sirven una generosa tapa, pero además, hay platos como los calamares, sepia a la plancha, el cochifrito, revueltos, variados y sugerencias. Nosotros cata rabo de buey con salsa extremeña y carrillada ibérica, buenísimas. Está abierto de las 7 de la mañana hasta bien entrada la noche. También abren los domingos que hay partido de fútbol.

Ver mapa más grande