Edificio de principios de siglo reformado en 1994, que mantiene el estilo clásico tradicional, con un ambiente muy acogedor.

Platos característicos del restaurante Hotel Robert

Pato con nabos.

Cebollas rellenas de l’Anoia.

Ver mapa más grande